¿El modo en que intentamos superar un obstáculo puede convertirlo en problema?

Tácto EStratégico. Supervisión y formación. Presentación.

Como profesionales -y humanos- el modo en que percibimos una situación, activa nuestra forma de respuesta en el que denominamos ‘sistema perceptivo-reactivo’. Los ‘mapas’ o constructos cognitivo-afectivos (supuestos, pensamientos y emociones) “cartografiados” por el cerebro con nuestra experiencia, dan sentido a las nuevas y generan las respuestas ajustadas -soluciones con mayor o menor eficacia- a esa situación. Hacemos lo mejor que está a nuestro alcance en un momento dado.

Estas suposiciones, estos ‘mapas’ no suelen hacerse conscientes en el momento en que activan comportamientos. Son modos de funcionar implícitos y ‘limitantes’ que permiten adaptarnos al entorno, con mejor o peor suerte. Varían en flexibilidad-rigidez en cada persona y momento biográfico.

Tacto Estratégico Supervisión Breve Estratégica

La supervisión breve estratégica está orientada a la concreción de los problemas y de las soluciones intentadas -vistas como disfuncionales al no resolver la dificultad- por las personas implicadas que, normalmente, se insiste en seguir aplicando en algunas de sus variantes -las consideramos como las mejores o únicas soluciones posibles- y que, inadvertidamente, contribuyen a mantener e incrementar el problema en un círculo nocivo.

Suele ser más claro al observarlo en los demás. En ‘nuestros’ usuarios·mujeres·clientes·jóvenes·pacientes·… Por no mencionar pareja, vecinos o familiares varios…

Efectivamente, no es que seamos ‘memos·as’ o ‘masoquistas’ en esa ‘fijación de funcionamiento’, cuando seguimos repitiendo formas de comportamiento similares -aunque no nos lo parezcan- que no resuelven. Lo ‘automático’ del proceso; la creencia ‘obvia’ -e incluso desapercibida- en la idoneidad de lo que hacemos o en la imposibilidad de realizar otra acción, junto con la intensidad del estado emocional negativo en el que estamos, no nos ‘deja’ ver ni el árbol, ni el bosque.

 

Cuando esta situación de ‘bloqueo’ nos afecta en nuestra profesión: Si no funciona, cambiémoslo.

Con la supervisión breve estratégica, simplifico y nos centramos en el funcionamiento de tu situación problemática en la actualidad. Principalmente, cómo se está manteniendo el problema y más en concreto, en dos factores:

  • Cómo percibes la situación problemática (los ‘constructos cognitivo-afectivos’ o ‘mapas mentales’).
  • Cómo reaccionas en ella (qué haces, qué soluciones intentáis -tú y las personas involucradas- y con qué resultados).

Ambos componentes se muestran suficientes y operativos para actuar sobre el funcionamiento de la situación problemática en la actualidad y generar –con mucha frecuencia- los cambios significativos para una resolución adecuada y duradera.

Esto permite -con un planteamiento pragmático- concentrar los esfuerzos y tiempos, principalmente en los aspectos mencionados, propiciando:

  • Brevedad en la consecución de resultados significativos y en el tiempo de supervisión.
  • Reducción de la intrusión en tu vida profesional-laboral y en tu modelo teórico-práctico de intervención.

Sobre todo, en las consultas más graves y complejas, la resolución de los problemas requiere la disolución del sistema circular de retroalimentación que mantiene la situación problemática, a través de la redefinición de ésta, con la consiguiente modificación del modo de percibirla, de las reacciones comportamentales derivadas y la modificación de los constructos relacionados que constriñen a la persona a respuestas disfuncionales.

Tras este párrafo -y a pesar de él- te recuerdo que sigue siendo supervisión breve.

Si quieres conocer más sobre la supervisión con la que trabajo…

 

Espero serte útil.

Tacto Estratégico. Contacto.